Las mejores carreras de todo el motorsport

0
15
views

Si eres aficionado al fútbol, sabes que no debes perderte ciertos partidos. Es el caso del Madrid – Barça, Manchester United – Liverpool, Borussia de Dortmund – Bayern de Múnich o el Inter de Milán – Juventus. Si lo tuyo son las carreras, pasa lo mismo. A continuación te traemos las pruebas que todo aficionado al motor no debe perderse. Alguna carrera que otra no está tan lejos de España…

Las mejores carreras tienen cosas en común

Muchos son los factores que hacen que una carrera sea especial. La afición, los participantes o la rivalidad son muy importantes. Pero todas ellas tienen un factor común: la emoción. Esa es la chispa que pega al telespectador a la pantalla o al aficionado que va al circuito, a la valla al final de la grada.

24 Horas de Le Mans, la carrera de un día entero

La carrera de resistencia más famosa del mundo ha brillado siempre con luz propia. Incluso cuando no era puntuable para ningún campeonato, la rivalidad entre marcas siempre ha sido asombrosa. Y el ambiente, espectacular. Más de 200000 personas se agolpan cada año a lo largo de los 13 kilómetros del circuito de La Sarthe para ver a 60 coches competir durante un día entero. La tensión, los accidentes y los adelantamientos están a la orden del día.

De esta carrera surgió, en los 60, la rivalidad entre Ford y Ferrari. También hemos sido testigos del nacimiento de la leyenda de Porsche. Más recientemente hemos podido ver la victoria de Mazda en 1991 con su increíble 787B de motor rotativo con ese sonido que pone los pelos de punta. Y, cómo no, las nueve victorias de Tom Kristensen, Mr. Le Mans, a bordo de algunos de los mejores coches que han rodado en el trazado galo.

La salida de esta carrera siempre deja imágenes espectaculares.

 

500 Millas de Indianápolis

La carrera en óvalo más famosa del mundo está en esta lista por méritos propios. 300000 personas abarrotan cada edición las gradas del Indianapolis Motor Speedway para ser testigos de una de las pruebas más espectaculares del mundo. En ella, 33 pilotos compiten a velocidades ¡medias! superiores a 350 Km/h durante 200 vueltas al óvalo. El premio, más de dos millones de dólares y el derecho a colocar un busto de la cabeza del ganador en el trofeo Borg Warner. Ah, y la botella de leche. En esta carrera la victoria se celebra bebiendo de una botella de leche.

Las 500 Millas nos han dejado imágenes para el recuerdo. Por ejemplo, las victorias de Emerson Fittipaldi y su polémica celebración con zumo de naranja, el triunfo de Alexander Rossi en la edición de 2016 al arriesgarse a no parar en boxes o el de Takuma Sato este mismo año.

Emerson Fittipaldi posa orgulloso con su coche, el trofeo Borg Warner y unos cuantos fajos.
Tourist Trophy Isla de Man

El motorsport también son motos, ¿no? Esta es una carrera que no te debes perder. Se trata de una prueba que se celebra en formato contrarreloj, con motocicletas de 5 categorías diferentes en un trazado un tanto peculiar. El Snaefell Mountain Course es un circuito urbano compuesto por carreteras públicas cerradas de 60 kilómetros de longitud.

Es una pista extremadamente rápida, ya que en ella se superan habitualmente los 300 kilómetros por hora, sobre todo por las superbikes, las motos de mayor potencia. Al ser carreteras públicas de montaña, no hay apenas escapatorias. La seguridad se reduce a balas de paja que se colocan en algunos puntos de la pista. Cuenta con multitud de cambios de rasante que ponen a prueba la pericia y la valentía de los pilotos.

El piloto con más victorias en esta carrera es Joey Dunlop, que cuenta con 26 triunfos. El piloto en activo con más títulos es John McGuinness, con 23. Toda una leyenda viva. En esta carrera podemos ver la rivalidad entre McGuinness y Guy Martin, piloto que todavía no ha conseguido ninguna victoria en la prueba, pero que siempre se ha mostrado rapidísimo.

Si a alguno de nosotros se nos levanta la moto yendo a 320 Km/h, tenemos un serio problema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here